Creando mundos

niñacreandouniverso
Creando Mundos

Fotografía: “Maker” de Eugenia Loli

Puedes escuchar este post en el siguiente audio. Duración: 10 minutos.

Al final de la entrada tienes una de las secuencias más bellas, espectaculares y sobrecogedoras sobre la Creación. Es de la película “El árbol de la Vida” de Terence Malick, una obra maestra. Contempla la secuencia con calma y deleite, cuando tengas un ratito, mejor en una pantalla más grande. Son 13 minutos. No te la pierdas!!!

Queda apenas una hora para que termine el día de hoy. Ahora todavía es JUEVES…. ! Y escribo a contrarreloj para que siga siendo jueves cuando publique esta entrada.

Cuando concebí este blog, establecí diferentes temas sobre los que escribir según los días de la semana, por su relación simbólica, energética, astrológica y etimológica. Me pareció una estructura divertida.

También me propuse escribir un post cada día de lunes a viernes, todo un desafío. Y al menos quiero cumplirlo estas dos primeras semanas, antes de sucumbir.

Así que, como Cenicienta, estoy bajando las escaleras a toda velocidad porque tengo que llegar a casa antes de la medianoche. Mi casa es PUBLICAR y que sean las 23 y….. No me preocupa volver a mis harapos, porque no estoy vestida de princesa. Me preocupa mi compromiso con el día de hoy, que se llama Jueves.

El día de una mujer, madre, separada, autónoma y de recursos económicos justitos para llegar a fin de mes por los pelos, que además tiene Trastorno de Déficit de Atención diagnosticado y además es una mujer lenta y contemplativa a la par que hiperactiva, no es precisamente un día holgado. No sobra el tiempo. No hay tiempo para sofá, ni para ver Big Bang Theory ni Juego de Tronos (que nunca he visto). Así que como no tengo tiempo, la única solución que he encontrado para salir de ese “no tengo tiempo” ha sido un poco radical: crear un nuevo proyecto y ejecutarlo. Y tener menos tiempo todavía.

Ahora son las 22.30, he llegado a casa hace nada después de trabajar hasta las 21, he cenado mientras abría el MacBook Air (todavía no sé cómo lo he hecho) y me he puesto a escribir como si no hubiera un mañana. Escribir no es sólo escribir. Escribir una entrada es buscar la mejor foto, el mejor vídeo, la mejor referencia, contrastar la información, cortar y pegar y escribir algo de mi propia cosecha, buscar el libro de poemas que me ha venido a la mente mientras hacía varias otras cosas a la vez, y con suerte, poder grabar el audio mientras las gatas trotan por las paredes de la casa. Escribir es robarle horas al sueño. Ahora mi hijo está con su padre, si no ya me habría quedado dormida a su lado, plácidamente.

Volvamos al jueves pues, que es un día la mar de interesante. Tic tac tic tac…. escucho el reloj en la tripa del cocodrilo.

En castellano jueves procede de la expresión latina Jovis dies, que significaba ni más ni menos que ‘día de Júpiter’, pues este era el dios al que se le encomendaba este día de la semana.

Júpiter (en latín: Iuppiter), también llamado Jove (Iovis), es el principal dios de la mitología romana, padre de dioses y de hombres.

La palabra latina Iuppiter (Júpiter) proviene de las raíces indoeuropeas dyu-, que significa “luz”, y piter, que hace referencia a pater, y que significa “padre”; es decir: El padre de la luz. En cuanto a la palabra latina deus (“dios”), así como su variante divus (“divino”, o “divinidad”), que están ambas en la base de la palabra castellana “Dios”, significan literalmente “ser de luz”, puesto que se entendía que los dioses estaban hechos de la misma materia que la luz. Este origen también está en la base de la palabra Iovis (“Jove”, otro nombre para Júpiter, de donde proviene la palabra castellana “jovial”). Por otra parte, la palabra griega Zeus también procede de una raíz indoeuropea: dyeuis.

En astrología, el planeta Júpiter se relaciona con la filosofía, la religión, la fe, la ciencia, el sentido de la vida, la antropología, los viajes largos, las expediciones, los países y lenguas extranjeros, todo lo que va más allá de los límites conocidos, el conocimiento superior, la publicación de obras, la expansión en general.

En un principio había pensado escribir hoy sobre la relación entre la física cuántica y el budismo, que es un tema apasionante. Pero no sé si me va a dar tiempo, porque está saliendo otra cosa, y el tema requiere tiempo para poder explicarlo bien.

Así que voy a hablar del proceso de publicar (llevar a la luz) una pequeña obrita con sentido filosófico y religioso y que hable de la creación del universo y de Dios.

Buscando la foto para el tema, lo primero que pensé fue en la Creación de Miguel Ángel. Véase:

Miguel_Angel_Creacion_de_Adan_Capilla_Sixtina_bja

Luego me di cuenta de que era la creación de Adán, y aunque la obra sea maravillosa y me encante, vi que al fin y al cabo eran dos tipos, y me pareció demasiado patriarcal así que decidí utilizar el detalle, que siempre me ha gustado más que la obra en sí. Véase:

ausschnitt-aus-die-erschaffung-adams

Luego decidí buscar Big Bang, y todas las fotos eran de Big Bang Theory y había que esmerarse para conseguir alguna foto de la Gran Explosión del Universo.

Y justo cuando escribía “la Gran Explosión del Universo”, ha sonado una campanilla y me ha aparecido el siguiente aviso de un correo entrante: 21 TARAS (Nueva entrada) Creando Mundos. Mila Zahori acaba de publicar, que es la entrada que estoy escribiendo en este preciso instante. Y el autocorrector me ha cambiado “Zahori” por “Ahora”, qué inteligente.

Ante mi perplejidad total, que he pensado: ¿Cuándo le he dado yo al botón de publicar?

Se me ha quedado esta cara:

emojisurprise

Y claro, lo cierto es que había programado la publicación de la entrada (como hago todos los días) a las 23.30, para que no se me pasara el día de hoy. Y las 23.30 han llegado en el momento menos pensado.

La buena noticia es que esta entrada ha sido publicada el jueves, tal y como yo quería que sucediera. La mala noticia, es que al correr, no he perdido ningún zapato. Así que no tengo ninguna posibilidad de que mi príncipe me encuentre, si es que bailar con un príncipe es una de entre las miles de cosas que yo hecho en el día de hoy, entre carrera y carrera. En este momento no lo recuerdo.

Los magos por tanto correr me podrían haber confundido con una carroza, pero no ha debido de ser porque por suerte no me he convertido en calabaza.

Una cosa que tiene WordPress (y el autocorrector me ha cambiado “WordPress” por “sorpresa”, qué inteligente…), es que además de ser una sorpresa constante, normalmente envía el email de publicación de entrada bastante más tarde de su hora de publicación. Sin embargo hoy lo ha enviado con puntualidad británica.

Así que si hay alguien, por un azar que no busco comprender, leyéndome ahora mismo, quiero que sepas, que todavía estoy escribiendo, así que no te sorprendas si la entrada no termina debidamente, o termina raro.

Siempre llego por los pelos, pero hoy me llevo el premio.

Total, que las fotos no me convencían para expresar la idea de Dios, y de la creación, y de la gran explosión.

Hasta que he entrado en Pinterest (grande) y he encontrado…. LA FOTO.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡    UNA NIÑA CREANDO EL UNIVERSO    !!!!!!!!!!!!!!!!!! Mientras hace pompas de jabón con los planetas…. Delicioso!

Ya era hora!

Yo tengo gozo en mi alma ¡grande! (era una canción del coro de la iglesia de mi colegio). Mi alma grande y feminista está feliz con este corte de mangas inesperado al patriarcado. Al patriarcado, no a los hombres (que quede claro).

Que conste que me encantan los hombres con barba, y me pueden parecer divinos hijos de Dios. Pero estoy un poco cansada de la representación de Dios como un señor con barba. Claro, luego la gente no cree en Dios, porque se les parece demasiado a su vecino. Y por más que les expliques a Dios, como que no lo ven.

Sin embargo, ahora que lo pienso, y parafraseando a Fernando Trueba (yo creo en Dios, y a veces pienso que es Billy Wilder) … he de reconocer que tengo la suerte de conocer a un hombre con barba blanca (o gris) que es en mi vida Dios mismo. Y que incluso se parece al de Michelangelo. Así que la feminista se tiene que tragar sus chistes.

(Comunico que para inspirarme sólo bebo sopa de miso)

Bueno, pues la foto es de la artista griega del collage afincada en California Eugenia Loli. Pincha su nombre para conocer su obra, que es fascinante.

Me voy a dormir muy contenta.

Y la foto de la nena me ha recordado un precioso poema de uno de mis poetas preferidos (que fue un hombre y no tenía barba): E. E. Cummings (Del libro “Xaipe”, 1950)

quizá dios

sea la mano
de un niño)que con gran cuidado
nos
trae
a ti y a
mí(sin ni si
quiera aplastarlo)el

ligero ingrávido diminuto

mundo
con un agujero
del
que brotarían unos demonios alados si
algo no hubiera(quizá no pudieron)
ponerse de acuerdo)sucedido(y flotan-
do dentr
o

maybe god

is a child
‘s hand)very carefully
bring
-ing
to you and to
me(and quite with
out crushing)the

papery weightless diminutive

world
with a hole in
it out
of which demons with wings would be streaming if
something had(maybe they couldn’t
agree)not happened(and floating-
ly int

o

 

“El árbol de la vida” de Terence Malick. Música: “Lacrimosa” de Zbigniew Preisner.

5 comentarios sobre “Creando mundos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s