Paloma presente

PalomaOrquideaRosa

Tierra abrázame
Abrázame con tu luz
Escucha mis pasos caminar
Mi alma respirar en tus brazos

Tierra abrázame
Abrázame con tu piel
Escucha mi cuerpo acelerar
Corriendo hasta la cima por tener tu querer

(“Palomas blancas” de Natalia Lafourcade)

(puedes escuchar las canciones, los podcast y navegar por las bios pinchando en los enlaces en dorado)

Querida Paloma,

Hace un mes conocí una canción de Violeta ParraPaloma Ausente, blanca paloma, rosa naciente… La cantamos en el taller de voz hasta memorizarla, la canción me emocionó profundamente, me conectó con el miedo y la tristeza por la muerte de un ser querido (“que no descienda herida mi palomita, la que viene fundida a los elementos) …  y nunca imaginé que me ibas a llevar a ella hoy de nuevo.

1.11 de la madrugada ahora. Hace unas horas que se extinguió tu vida en tu cuerpo y aun no lo creo. Este post es para ti.

Por fin corre algo de brisa, te has marchado en un día abrasador del mes de junio con tus alas quemadas por fuera. Mañana tu cuerpo se hará cenizas. Tu cuerpo joven, tu cuerpo bello. Tu cuerpo alegre, vibrante y  llenísimo de vida.

Yo no soy la parte devastada. No soy tus tres hijos pequeños, no soy tu increíble marido, no soy tus padres, no soy  tu familia, no soy tus amigos íntimos. He tenido la suerte de ser tu profesora de yoga.

He pasado el día impactada pensando en ti, en tus hijos, en tu marido, he encendido una vela a tu alma y te he honrado en mi esterilla al llegar a casa esta noche, mientras escuchaba un podcast de Radio 3, Dolce Italia, que hacía dulce mi forma de velarte.

Saber y sentir que tu alma estará siempre presente queda en el borde de un abismo.

Tu persona impregnada de la blancura de tu alma hacía honor a tu nombre. A la más blanca paloma que simboliza la paz y la pureza del espíritu.

Recuerdo que después de casi un año de venir a mis clases de yoga todos los miércoles por la mañana, un día, al finalizar la clase, nos quedamos charlando. Fue un encuentro memorable para mí, fue conocerte. Me contaste, casi sin darle importancia, que tenías cáncer de pulmón. Te miré con inmenso asombro porque ante mí veía a una chica que era la encarnación de la salud, de la agilidad,  con una maravillosa práctica de yoga, además de ser una persona impecable, responsable, exquisita, ejemplar.

Me contaste que llevabas ya bastante tiempo con la enfermedad, y que todo el tiempo que habías venido a clase estabas en tratamiento de quimioterapia, un tipo de quimioterapia especial que era constante. Y que te permitía asistir a clase y realizar la práctica, que era muy intensa, como la yoguini más sana del planeta.

Me contaste que en el hospital estaban investigando y que estaban impresionados con tu caso, porque con tu tipo de cáncer, según añadiste, deberías haberte muerto ya.

Me contaste que cuando te diagnosticaron,  leíste el libro de Odile Fernández , médico de familia y madre que superó un cáncer de ovario, gracias a los tratamientos junto con un cambio en su alimentación y en su forma de vida. Y así hiciste: dejaste de trabajar, paraste el ritmo, te dedicaste a tus hijos, les sacaste de todas las extra escolares y os dedicasteis a pasar las tardes juntos, tranquilos, sin deberes. Cambiaste la alimentación de toda tu familia. Pudiste hacer todo esto con el apoyo incondicional de tu pareja.

Me fascinó tu historia, tu actitud. Y di por hecho que ya estabas curada. Aunque tú no lo dabas, pero tenías toda la fe en curarte definitivamente. Un día me dijiste que querías escribir un libro porque sentías que con tu experiencia podías ayudar a otras personas que estaban pasando lo mismo que tú.

Seguiste viniendo a yoga y te trajiste a tu marido, a tus amigos y vecinos con sus parejas y os apuntasteis todos al horario de los viernes por la tarde para poder coincidir y luego cenar juntos. Porque el yoga te hacía muy feliz.

Amo la vida y entiendo que la muerte es parte de esta vida. Y es en estos momentos que me da miedo, se me hace demasiado grande. Amarla tal y como es. Amar la vida incondicionalmente supone amar también la muerte, la pérdida y el dolor. Y aceptar que no tiene nada que ver con nuestra lógica ni con lo que pensamos. Las palabras aquí no alcanzan.  Las palabras de siempre, la filosofía, la metafísica, la religión se me caen por el abismo.

Sólo puedo constatar que ahora estoy viva y soy dichosa, y esta noche es dulce y amarga y perpleja. Una noche conmigo, en mi soledad, velándote con mi música y mi sentimiento. Mi hijo está con su padre esta semana y ahora debe dormir plácidamente, y no hay hora en la que no piense en él y le huela y sienta su cuerpecito y escuche su vocecita. Coexisten la felicidad y la ausencia, el agradecimiento y el vértigo ante el misterio de la vida. Mi corazón lleno de miedo y de amor. Y la vida humana es todo esto y tanto más. Hace poco que la vivo con el mayor de los aprecios sabiendo que conlleva el mayor de los desgarros. Aprendiendo a vivir sabiamente, sabiendo que supone aprender a trascender la muerte. Que es abrir el corazón, hacerlo infinito para que pueda tragar toda la magnificencia de la vida.

Aunque no querías irte de esta tierra, blanca Paloma, te has ido rodeada del infinito amor de tu gente.

Mañana iré a tu misa. Siempre estarás presente.

El sábado cantaré para ti una canción que se llama “Quédate”, pero ya es tarde.

Esta noche te ofrezco esta canción, “Palomas blancas”.

Te llevo en mi corazón.

 

4 comentarios sobre “Paloma presente

  1. Gracias por este tribito a tu alumna Paloma, por tus delicadas y reales palabras y por ayudar al resto a ponernos las pilas y vivir viviendo. No sé cómo estás hoy pero te envio un gran abrazo, silencioso y lleno de amor y comprensión. ❤️🦋🌈

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s