De Madrid al Arcoíris

chueca-madrid-orgullo-gay-world-pride-2017-26

 

“En algún lugar sobre el arcoíris el cielo es azul,
y los sueños que te atreves a soñar, de verdad se hacen realidad” 

 

Puedo decir que en Madrid el cielo es azul, y también puedo decir que en Madrid los sueños que me atrevo a soñar really do come true.

Madrid te quiere, ames a quien ames, vengas de dónde vengas. Madrid te acoge siempre bajo sus nubes magenta. 

(Audio post: 8 minutos)

Madrid tiene un cuerpo y una mente y un espíritu, y es un ser vivo, inteligente y luminoso como todo lo que existe.

Nunca imaginé que algún día viviría tan cerca del cielo cuando paseaba de la mano de mi abuelo por las blancas callejuelas de la judería, coloreadas de las flores que descubría al asomarme a sus patios escondidos.

Nací en el sur entre palmeras y naranjos, cuando el perfume era la promesa del azahar y el oloroso Montilla-Moriles el aire de los bares, en los ultimísimos días de una década. En ese año 1969 en el que televisaron cómo un astronauta daba un pequeño paso para el hombre, grande para la humanidad, sobre el supuesto territorio de la Luna, clavando la bandera de un país, los Estados Unidos de América, que ondeó en su finísima casi inexistente atmósfera. No clavaron una bandera que incluyera a todos los seres humanos de esta Tierra, porque llegar a la luna no era lo importante, sino ganar una guerra fría.

 

371257main_Flag_full.jpg

 

Un mes antes de ese “paso grande para la humanidad”, moría Judy Garland, la preciosa mujer y voz que dio vida a esta canción, Somewhere over the Rainbow, (pincha el enlace para ver el vídeo HD y subtitulado español)

 

 

El 27 de junio de 1969, estaba yo en el vientre de mi madre, exactamente a 6 meses por nacer, cuando se celebraba el funeral de Judy Garland. Pocas horas después en Stonewall Inn, un club gay situado en el Greenwich Village de Nueva York, tenía lugar una redada policial contra los dueños, empleados y clientes del local, fundamentalmente hombres gays, y algunos transexuales y lesbianas, que se se resistieron a ser detenidos y se enfrentaron a la policía. La gente les secundó. Siguieron 5 días de disturbios que iniciaron el movimiento por los derechos civiles de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

(Después de buscar veracidad, he encontrado dos artículos interesantes y bastante contrastados sobre lo que ocurrió: aquí en español y otro en inglés del Washington Post).

 

Stonewall_Inn_1969.jpg

Stonewall Inn 1969

 

Me gusta imaginar que desde mi comfortable casita prenatal sentía de alguna manera esos impactantes fenómenos, mientras miraba mi nacimiento a 180 grados zodiacales. Y algo debió suceder porque nací mirando hacia arriba, con una especial y espacial fascinación por la luna, los astros y los arcoíris.

Dicen que dentro del local algunos fans de Garland conmemoraban su muerte. Verdadero o falso, lo cierto es que las fechas coinciden. Y también es cierto que Judy Garland ha sido desde hace muchos años uno de los más importantes iconos gays. Judy que murió anhelando ese paraíso sobre el arcoíris.

El uso de la bandera arcoiris para identificar a la comunidad gay se registró por primera vez en el año de 1978, durante el desfile por la Libertad de Gays y Lesbianas en San Francisco.

Aunque política hacemos todos, cada uno a su manera, no comulgo con ningún partido. Pero sí quiero resaltar pequeños grandes pasos que dan algunos políticos, porque sí.

El 3 de julio de 2005 el entonces presidente de España José Luis Rodríguez Zapatero legaliza el matrimonio homosexual, siendo España el cuarto país del mundo en hacerlo.

El 24 de junio de 2016, el presidente de los EE.UU Barack Obama declaró el local Stonewall Inn Monumento Nacional. Aquí tienes sus 3 minutos de discurso que resumen el inicio de la reivindicación de la comunidad LGBT  ilustrando lo sucedido en Stonewall.

Mientras escribo esto se está celebrando en Madrid el World Pride 2017. Y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, vestida como una ciudadana de a pie, cercana como es a la gente, leía unos versos de Federico García Lorca, y decía: “porque Federico García Lorca es nuestro”. Y ese “nuestro” me llena de orgullo verdadero.

Porque esos versos de nuestro Federico dicen:

Que no se acabe nunca la madeja
del te quiero me quieres, siempre ardida
con decrépito sol y luna vieja.

Y yo estoy humildemente orgullosa de este “Ames a quien ames, Madrid te quiere”, aunque no soy fiestera y no estoy ahora entre la muchedumbre arcoíris. Para mí es un fin de semana de concentrado trabajo en casa, pero me llegan la alegría, el desenfreno y la reivindicación en la distancia. Y es libertad y creatividad en estado puro. Y celebración.

Neptuno-Iluminado

¿Cuánto hemos escondido, reprimido, culpabilizado y condenado durante tantos siglos de puritanismo al amparo de una religión que ha malentendido y malpracticado el mensaje amoroso, compasivo y solidario de Cristo, que no rechazaba a nadie y que condenaba la mentira, la codicia y la falsa moral?

Ahora la verdad estalla, como mil botellas de champán, como fuegos artificiales, sin mesura. Ahora la falsa moral se va agrietando como tierra en sequía. Y nos vamos de un extremo al otro hasta encontrar el equilibrio. Es parte de todos los procesos.

Comprendo y respeto que hay muchas personas que no pueden asumir la libertad amorosa y sexual en su mente, porque les da miedo, porque tienen una idea en su mente rígida, limitada y poco humana de lo que es correcto e incorrecto. A todavía una mayoría de las personas no les gusta esto y no lo pueden comprender, porque estamos programados y manipulados diariamente y desde hace siglos.  A otros les es indiferente porque lo que les importa es que trae mucha pasta, reputación internacional y turismo de todo el mundo. Otros muchos son activistas verdaderos y están profundamente implicados. Y más allá de la fuerza económica detrás de todo esto, esta sucediendo porque está vivo. Es real y necesario.

No es fácil ejercer la libertad personal sin verse rechazado socialmente. Madrid es valiente y siempre lo ha sido. La conocí en los años 80 y la conozco en el nuevo milenio.

Confío en la evolución, la conciencia y el corazón humano, individual y colectivamente. Tengo mucha esperanza.

Así que estoy humildemente orgullosa de la ciudad que me acogió en su seno. Porque es la prueba de un pueblo despierto.

Y este orgullo es algo diferente a la soberbia o a la vanidad. Me gusta una definición positiva de orgullo que he encontrado en Google, y que no es la de la R.A.E. (tengo mis más y mis menos con esta honorable institución):

“Sentimiento de satisfacción hacia algo propio o cercano a uno que se considera meritorio”

Meritoria, propia y cercana es la ciudad que me ha adoptado.

He ido amando a Madrid a lo largo de los años. Siempre me quedó una nostalgia de mi paraíso sureño, como si me hubieran arrancado injustamente de sus jardines. Mi amor por Madrid ha sido un amor a fuego lento, como esos suculentos y deliciosos caldos que pasan dos días haciéndose lentamente en tu compañía en la cocina. Son deliciosos porque requieren su tiempo y tu presencia amorosa.

Cálida y permanente es la presencia amorosa de Madrid.

Mira este precioso vídeo:

4 comentarios sobre “De Madrid al Arcoíris

  1. Agradezco toda esta reflexión, y se siente mucho amor en tus palabras. Gracias por homenajear a personas valientes que lucharon porque el arcoiris luzca con fuerza y con todos sus colores, sin dejar ninguno. Dios, el universo es AMOR, y en el amor todo cabe… yo estuve ayer en Madrid, y el arcoiris en el asfalto, en los rostros de las personas, en los niños y niñas que bailaban, nos hacía sentir unidad y libertad… era fascinante… tus palabras lo reflejan maravillosamente.
    Gracias

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s